Hay vida sin plancha: 7 maneras de planchar

7. Toalla húmeda

Coge una toalla de felpa, empápala en agua y apriete bien. Encima de las toallas, coloca la cosa arrugada, enderécela con las manos y déjela durante 30-60 minutos. Después de suavizar los pliegues, cuelga la prenda en la percha y deja que se seque.

Esta opción es más adecuada para cosas de punto.

Usa estos métodos simples y deja que la ropa arrugada no afecte tus planes y tu estado de ánimo.