Hay vida sin plancha: 7 maneras de planchar

4. El vinagre mola

El vinagre de mesa puede hacer frente no solo a la espuma y la placa, sino también a combatir la ropa de menta.

Este método requiere:

  • 9% de vinagre de mesa;
  • agua;
  • medios para suavizar la ropa;
  • rociador

Todos los ingredientes deben mezclarse bien y verterse en un rociador. A continuación, tome una cosa arrugada y salpique uniformemente sobre ella la mezcla resultante.

Seca la cosa en el aire y los pliegues desaparecerán. De esta manera, no sólo "suaviza" las cosas, sino que también alivia un olor desagradable. El aroma del vinagre en sí mismo se irá rápidamente.

Esta solución es adecuada para todas las telas y no deja rastros ni manchas.

Desventaja: la cosa estará húmeda por un tiempo. Si la tela es delgada, entonces puedes colocarla sobre ti mismo, sin esperar a que se seque.