¿Conejos con rímel? Pruebas de cosméticos dañan

Uno de los experimentos más populares es la prueba de Drayz. Su esencia es que el conejo esté inmovilizado (también pueden ser cobayas, perros o gatos) y una dosis concentrada de la sustancia se aplica a los ojos mucosos. Además, hay observación de lo que sucederá con la córnea del ojo. Debido al dolor insoportable, algunos animales incluso rompen sus espinas