¿Por que somos diferentes y mujeres?

Nosotras, respondemos a estímulos emocionales. Nuestras respuestas se dan más en el área de los sentimientos y tomamos en cuenta todo el contexto en que se da el estímulo. Nosotras no reaccionamos con la facilidad y prontitud con las que lo hacen ellos, nos lleva más tiempo y preparación. Para nosotras no es tan primordial un orgasmo como el compartir la experiencia con nuestra pareja.

Se da entonces la situación en que el hombre se enfoca en alcanzar la meta, y nosotras nos sentimos usadas. El hombre se sentirá satisfecho, ya que su necesidad es principalmente física, nosotras no sentiremos que somos amadas. Esto causará que la siguiente vez le sea aún más difícil responder a sus afectos, por temor de sentirse usada. El a su vez lo interpreta como que no está haciendo lo correcto, que su desempeño no es suficiente, y lo hará con más esfuerzo y enfoque, empeorando así la situación. Al final, el hombre siente que “no es lo suficiente hombre”, y no satisface sus necesidades de sentirse necesitado y admirado. Nosotras que fuimos usadas, que cualquier otra mujer hubiera bastado, y al final él, no satisfizo su necesidad de sentirse amada y protegida.

Es primordial que ambos estén conscientes, y cuidadosos en las demostraciones de afecto, sobre todo las físicas, y que sean interpretadas correctamente por la otra persona, para no tener discusiones estériles.

Para finalizar, es importante aceptar que somos diferentes y no me refiero a que uno sea mejor que el otro. Tanto ellos como nosotras tenemos características particulares y es necesario conocerlas, para tener una mejor relación, con nuestra pareja, en el trabajo o con los amigos.

Fuente de Paramujeres