La importancia de una Sociedad Vacunada

Mito 2: Las vacunas conllevan algunos efectos secundarios dañinos y de largo plazo que aún no se conocen. Más aún, la vacunación puede ser mortal. FALSO

Hecho 2: Las vacunas son muy seguras. La mayoría de las reacciones vacunales son generalmente leves y temporales, por ejemplo, un brazo dolorido o bien febrícula. Los trastornos de salud graves, que son extremadamente extraños, son objeto de seguimiento y también investigación.

Es más probable padecer un trastorno grave por una enfermedad prevenible a través de vacunación que por una vacuna. Por servirnos de un ejemplo, en el caso de la poliomielitis, la enfermedad puede provocar parálisis; el sarampión puede causar encefalitis y ceguera, y ciertas enfermedades prevenibles mediante vacunación pueden ser aun mortales.

Si bien un solo caso de trastorno grave o bien defunción por vacunas ya es demasiado, los beneficios de la vacunación compensan sobradamente el peligro, dado que sin las vacunas se generarían muchos más trastornos y defunciones.