Paul McCartney de muerto, y Elizabeth II - caníbal: locas teorías sobre las estrellas